jueves, 15 de enero de 2009

Cosas que hacer

En Alemania, en Francia. Tuvieron sus huelgas hace un par de años, referentes a la crisis de la economía y la sociedad el Bienestar. Uno de los mensajes a mi parecer fue el que los ciudadanos contribuyentes le dijeron a sus dirigentes políticos y funcionarios profesionales, el siguiente: Son ustedes la primera empresa del país, del buen funcionamiento de sus recursos, de sus números depende nuestro bienestar, y además les damos parte de nuestros bienes en dinero para que los gestionen correctamente para que podamos seguir creciendo y por lo menos no se destruya empleo.

La situación española es diferente, en el mismo periódo de tiempo, ni ha habido huelgas, ni manifestaciones por lo tanto el estado como primera empresa ha caido en errores, ni se ha reformado y continúa tomando, apropiandose de los bienes de los ciudadanos contribuyentes para alimentar a parados y funcionarios principalmente. Miedo da hablar de fondo de pensiones y sistemas de seguridad social.

En Alemania, se ha ido a un recorte del estado federal (que es caro) y a simplificar ventanillas, mandando los recursos donde más falta hace. En España, la oferta pública de empleo no para de crecer. Un ejemplo es el aumento de plantillas de Policías Locales de los Ayuntamientos o que ninguna administración como una diputación tenga un expediente de regulación de empleo, ni remotamente.

En España, el trabajador eventual, no fijo, vive en el páramo de coberturas, el fijo o indefinido todavía esta cubierto, pero el funcionario vive en un paraiso ilusorio, muy real para todos. Cuando la vida real aprieta recortan plantilla y todos hacemos algo más para aguantar el tirón , estos viven en otro planeta ni hacen más y pide refuerzo de plantilla. Es insostenible para la caja. ¿Y que hace la administración socialista? ¿Qué hacen los jefes de la empresa que es el estado para todos los españoles?. Nada, aumentar los presupuestos para dar cabida a tanto conserje, lleva cartas en moto de una oficina a otra (Esto en Calafell).

Los Sindicatos UGT y CCOO han pasado al lado de la subvención y ya es tarde, ahora la conflictividad o la presión llega tarde, sólo puede hacer más daño al tejido industrial, la solución esta en una reforma del Estado, que más dará pasar de tres millones a cuatro que ese millón propongo que se rebaje de los funcionarios para ir de 3 a 2 millones, con lo que la empresa se ahorra en sueldos se les paga el paro. Y todos al tejido productivo privado, del que salen las cotizaciones a las Seguridad Social y al Estado del Bienestar. Pero el Actual Ministro de Trabajo Sr. Corbacho le falta valor para la gestión y coraje para navegar la nave, utilizará el poder del estado para comernos el coco y acojonar disidentes, (Más tono político que gestor)
¿Solbes? ¿La generalitat de coches tuneados? ¿Las diputaciones asesoradas? ¿Los ayuntamientos de enchufados? ¿Los sindicatos mayoritarios subvencionados?. Estamos solos españolitos. El mensaje es que no dejemos el futuro en manos de los zoquetes.

2 comentarios:

Morgana LeFay dijo...

BRAVO
Lo de los sindicatos quizás sea la mayor vergüenza de todas.
Saludos

la chicharra dijo...

a mi lo que realmente me repatea de la actitud de los sindicatos es que permitan que las empresas con regulacion de empleo se vayan de rositas con los bolsillos llenos y luego ellos armen la gorda porque en correos no tienen calefaccion. de acuerdo, si consiguen estufas para esos trabajadores estupendo pero es inadmisible ese tipo de quejas cuando la gente se esta quedando en la calle