jueves, 8 de octubre de 2009

Contrato de trabajo Vs Padrón Municipal

Que volvemos al bucle de principios del XIX, eso seguro, la cuestión no resuelta del paso del Antiguo Régimen, a una República, o a una Monarquía Parlamentaria (Pero en este caso no hubo un Cronwell). Nunca en la Península quedó resuelto. Goya lo expresó perfectamente en muchos de sus pinturas.
Seguimos manteniendo el Empadronamiento como documento básico y casi único, como forma de relacionarnos unos con otros, y entre todos con la Administración. No hemos entendido, ni las élites se han querido enterar, en este caso por élites entiendo a la casta política y a la burguesía de andar por casa, caciquilla y manejadora de haciendas; de la que no nos hemos podido librar nunca. Véase Carlismo, Restauración a lo largo de dos centurias, ahora transformada en Partidos, técnicos municipales, funcionarios de diputaciones, cargos de confianza de Autonomía o ministros del Estado central, junto a altos ejecutivos de familia, empresas monopolisticas con call centers y todo muy moderno.
No queremos ni oir hablar del Contrato de Trabajo como documento básico para entendernos en el mundo social. Eso sería poner el Puesto de trabajo como centro de toda la vida social. Colocar al Empleo en la base de la comunicación entre un Estado (Cada vez más atrofiado e hipervitaminado), y el ciudadano. Sin la necesidad de estar trabajando para mantenerse, no ya una familia sino como individuos libres, necesitaremos siempre de la subvención para "ir tirando".
La sabiduría de viejos economístas, de ese antiguo director de oficina bancaria ya jubilado, del profesor de escuela, del maestro de la antigua FP. Que lo que querían era que sus alumnos o clientes tuvieran trabajo, el mejor puesto posible a su formación y capacidades para que como ciudadano se pudiera mantener. Eso se ha perdido, por ello todo el discurso de tantísimos sueldos públicos se enmaraña en Empadronados, pobladores habituales, partidas presupuestarias y toda la verborrea postmoderna.
Por ello cuando leo cosas como éstas no entiendo nada de lo que dicen
Hacer click en la imagen para ver más grande.
Lá gran obsesión de los ayuntamientos después de 30 años de democracia es hacer engordar el Padrón Municipal. La cantidad algo que todos entendemos tangible, las nuevas generaciones más puesto que la Logse y la pedagogía les facilita del diferenciar cantidades. Y cuando la realidad no concuerda con la cantidad, volvemos a la "Ciencia de la Estimación" al Más o menos, Volvemos a la Educación de 25 mil a 45 mil , no es una estimación es el doble, y eso indica que la ciencia estadística falla.
Y muchas más cosas que me van sugeriendo estas ideas, pero igual lo dejo para más adelante. Estamos llenos de complejos, el hacer del Documento de Trabajo el eje de la vida social, no tiene nada que ver con declarar a alguien Vago o Maleante, ni ninguna caza del ilegal,,,, es otra cosa, pero muchos aprovechando el cacao mental sembrado, si que se van trabajando el puesto para toda la vida.

Ver otros paises: Alemania , Países Nórdicos (Están en Europa, y aún en recesión el paro no les ha golpeado tan fuerte)
Colocar el empleo en el eje de la vida individual y colectiva es necesario. No se puede ir a un mundo asistencial y de burocracia para la asistencia, eso es perjudicial para la mayoría de la población. El Esfuerzo es que exista trabajo, el mercado de trabajo, el podre ir de un trabajo a otro. El trabajar las horas que necesitemos para compartir y mejorar nuestra vida familiar.
Eso es el futuro, lo demás es "ir tirando"..

3 comentarios:

Miquel Casellas dijo...

Una cosa para quedar bine y poca cosa más.

Sonia dijo...

No se trata de obtener subvenciones e ir parcheando una situación que lejos de arraglarse, se engolfa !, al indigente el plato calienta de hoy le arregla éso..., cómo mucho un día. No van por ahi las medidas a aplicar !
Estímulos para trabajar, para dar lo mejor de uno/a misma, el esfuerzo en el aprendizaje y la formación, el reconocimiento como persona, la gratificación profesional y poder estabilizar los horarios con una vida familiar !

Que lejos estamos de Centro Europa, impávidos "aplaudimos" atónitos lo paupérrimo, insólito, y absurdo que nos ofrecen aquí !

Irene Adler_Wasp dijo...

Cada día soy más pesimista..