miércoles, 15 de agosto de 2012

Actores de la Historia

Hay entradas de las que uno se siente especialmente orgulloso, como por ejemplo, "La Maravella del Ring".
En esto momentos Olímpicos, me encontré con la historia de un competidor de París 1924. Recomiendo la lectura de los enlaces. !! Qué historias !! y la lástima de un final dramático para Llorenç Vitrià. Vivir el primer tercio del siglo XX en aquella Barcelona. República, Escortes de presidents, como recuerda el libro de Joaquim Roglan, o acusaciones de Torturas y Txecas como me encontré en este artículo de Joan de Segarra en el País, Guerra Civil, Fascistas, Exilio, Represión y Holocausto.

Más tarde leí "Los reservistas" en el Diari de Tarragona (empieza a ser imprescindible) inspirado por el EXCEPCIONAL BLOG DE SEGUR. Donde se descubre un actor de la Historia que se pasa demasiadas veces por alto, los Agustines.

Un Agustin es un viejo, sin intención de faltar, que es lanzado por la famila a ser: Guardacolas, Pillamesas, Ponesillas, Cojeplatos, Esperatandas. Por parte de los demás miembros de la unidad familar. Un Anciano que agradecer tiene mucho a la crisis del ladrillo. Porque esto lo escuché de una especialista en demografía; el menor número de descendiente de una pareja, también hará que en un futuro esos descendientes tenga más renta puesto que el número a dividir es más bajo para el Patrimonio Familiar.  (Esto era en los tiempos del todo sube , al alza). Ahora los Agustines ayudan con su pensión al sustento de la prole, y no interesa que falten porque el valor del Patrimonio es a la baja (Y peor se va a poner), por el interés te quiero Andrés. O mejor dicho, por el pellizquin te quiero Agustin.

Leyendo "Los reservista", me he acordado de la generación de Vitriá. No creo que de llegar a viejos los militantes anarquistas, o los escoltas de Companys, o los falangistas de la División Azul fueran Agustines. Mandarían a la nuera o a su propio hijo a la "Mierda", y vivirían respirando el aire fresco sin temores. Aunque fuera con pensiones penosas e injusta, mientras tantos Agustines jóvenes en su tiempo, cobardes fueron medrando en cualquier sistema que existiera.

La Paz pertenece a Agustín, es cíclico. Las fuerzas se superponen unas a otras. El mundo que dejarán atrás los agustines es mucho peor que el que les ha tocado vivir. Que se puede esperar de los descendientes que han utilizado a Agustin (y sin reconocércelo, encima desagradecidos). Intentarán seguir medrando buscando a los débiles ya ajenos a su familia. Y detrás de ellos comenzará el ciclo eterno de la vida.

Lo que citaba un buen amigo:  " Lo peor del Holocausto, es que los records estan para batirlos".