miércoles, 31 de diciembre de 2008

Costa Barbacoada

Las actividades de este año organizadas por el Ajuntament de Calafell para las navidades, dedicadas a los niños, el Parc Nadalenc, este año ha ido en consonancia con la crisis, o con las pocas ganas de hacer algo un poquito más dinámico que utilizar el botellodromo de verano , que con dinero público financiamos para el esparcimiento de la juventud "Barbacoa" del cancer devorador que se ha convertido "La Segunda Residencia".
El Hecho de en la práctica equiparar a los niños de los que pagan impuestos y generan ingresos en el municipio durante todo el año, a los que pagando lo mínimo de todo, se les tiene que facilitar un lugar para el botellón, porque lo que le faltaba a la playa de calafell, era ya ser el lugar donde los hijos de la barbacoa, vayan a acabar la fiesta. Mantener la ilusión de destino turístico es duro, más teniendo en cuenta el turismo pobre, con poca capacidad adquisitiva. El turismo que viene de zonas donde los recibos de IBI son minúsculos y eso hace que luz, gas, y todo sea más barato. Lo lógico es que siga el ejemplo de fiambrera y barbacoa, acabando con los pocos restaurantes de la zona, generadores de ingresos para el municipio y empleo, incluso de temporada, ¿Qué queda? Ser cliente político y esperar un sueldecito del macroayuntamiento, atrofiado por el volumen construido.
Ese ha sido lo que el destino ha preparado a la costa catalana, del que Calafell es el ejemplo de callejón sin salida.

2 comentarios:

Morgana LeFay dijo...

Buen post....y FELIZ AÑO : )

Anónimo dijo...

que os parecio el scalextic?