martes, 3 de febrero de 2009

Entrega de Premios Goya

Pues allí estaba yo, noche de Domingo, con un pantalón del pijama del que la parte de arriba hace tiempo que no encuentro, en su lugar mi sudadera finita del Goku haciendo el Kameka (lanzando la bola de fuego), mi bolsa de pipas, el cubatilla. Y dispuesto a pasar la velada en el sofá viendo la Gala de los Oscar 2009. Os confieso, esperando un pollo, una performance revolucionaria. Algo así como ir a los toros y esperar una cogida, o ir a un partido de futbol a ver si sale el arbitro escoltado. Qué quereis, que no os confiese que esperaba algo que me sacara del aburrimiento de la compañia del gato, quería algo para contar en mi blog.
Esperaba Kaña, y la esperaba desde el principio. Contra bush, por Obama, por palestina libre (no de Hamas no, hombre que son los buenos , de los otros), contra Aznar (Por sentirme más joven, yo que sé). Contra el viento y los imponderables desde aquello de la armada invencible. Quería espectaculo. 
Y no paso nada, naaaaada, bueno sí, hubo un conato de reivindicación por parte de uno que tuvo que ganar no se qué de sonido , o algo. Que le pedía al presidente, "a su presidente", que luchara contra la piratería que le robaba el pan, del que él pagaba sus impuestos. "La mare que en va parir", exclamé, me puse serio, el hielo del cubata se me derritió de golpe, al Goku se le apagó la bola de fuego, hasta el gato tuvo que ir a la arena. -Como esto empiece no va a parar, hasta que quemen la figura de un tio/tia con un portátil en la mano, pensé-. Me acojoné.
Primero fueron a por los PPeros, luego fueron fumadores, luego fueron por los niños a los que les metieron la Educación por la Zapatería, Luego fuerona por los Israelíes. Y ahora van a por mí. 
Me gustaría decirles que yo ya pago el canón, si o sí. Que pago unas tarifas por el servicio que se ríe medio mundo, que si este tío quería su céntimo por cada 1000 veces que se alquila su peli en algún videoclub del país, yo se lo doy. Pero que no decidan ir a por mí, estaba cagadito, ya veía a los de animalario hacer una performance de una descargándose la última del Cuerda. Al pequeño del animalario le toca hacer de gato, seguro.
Pero no, fue un canto a la superación personal, de los del documental , de los de Camino, de la película novel. Fue una llamada al cine como medio para divertir y hacer olvidar la difícil situación que atravesamos. Me acorde de Port Aventura, por lo de los zombies, lo hacen mejor allí en directo. 
Todo pasó pero el conato de linchamiento por poco sucede, no es agradable poder ser el mejor actor secundario en una película de subvencionados luchando por tener más ingresos.
Como me aburría caí en brazos de Bradjolie (un ser bicéfalo con cara de brad pitt y angelina jolie), no es mío , lo escuche en alguna serie, en fin que me puse a hacer zapping, y tempranito a la cama. Tuve un sueño apacible, pero me he despertado algo sobrecogido. Con lo desgañitados, y airados que estaban muchos hace tiempo, y ahora lo dócil, suaves y puliditos que parecen.
"Crisis en el cine ha habido siempre, y siempre la habrá" manifestaba alguno, era más interesante cuando se afirmaba que "No había crisis, hay una desaceleración".


Otra entrada: Buscando a Teddy

2 comentarios:

Irene Adler dijo...

BRAVO por el post. El artisteo, el de aquí y el de Hollywood, cada vez me da más asco.
Saludos

el artista anteriormente llamado Prince dijo...

Que mala persona que eres !!! jejeje